viernes, 6 de enero de 2012

Somos "clase obrera"

Oigo y leo una y otra vez, en boca de políticos, periodistas, economistas e incluso de sindicatos,  hablar de lo mal que lo pasara la “clase media”, bueno “las clases medias”. Durante años nos han englobado a todos en esa “clase”, haciendo desaparecer de su vocabulario, como si de algo apestado fuese, el termino “clase obrera”. Curioso, aun mas cuando algunos sindicatos y partidos llevan el termino obrero en sus nombres.
Nos han dicho y nos hemos creido que todos somos  “clase media”, en verdad nos creemos que los 5 millones de parados son de la “clase media”?, que los miles de jóvenes sin trabajo son, que demonios son?, nos harán creer que en los barrios de las grandes ciudades vive la “clase media”?. No, por descontado y supuesto que no, pero nos han hecho creer que lo somos y hemos querido tener y poseer lo que nos correspondía como tales, hemos hecho el juego al sistema y hemos consumido y consumido, nos hemos endeudado y endeudado, todo por vivir como “clase media”. Hoy el sistema nos tiene cogidos por el cuello, debemos casi todo lo que poseemos y para no perderlo y seguir pagando lo que debemos, aceptaremos que nos ahoguen tanto como quieran, pisotearemos y dejaremos en la cuneta a quien sea; lo haremos todos, individuos, empresas, países, todos debemos y no queremos perder y quien sea el que tenga que cobrar las deudas, siempre querra mas beneficios.
Lo verdaderamente triste, lo que personalmente me quita el sueño, es que lo pagaremos esa clase que no existe, la innombrable “clase obrera”, los individuos que aportamos básicamente el factor trabajo en la rueda de la producción de bienes o servicios a cambio de un salario. Los países no tienen mas dinero que el que ingresan en impuestos, las empresas en crisis intentaran pagar menos y tener menos gastos, al final solo queda de nuevo el individuo, el pagano de esta fiesta, el nuevo “esclavo económico”.
Reivindico desde estas pobres líneas el resurgir de la “clase obrera”, tenemos que reencontrar esa conciencia de clase y dejar de creernos que somos aquello que nos dicen los que montaron la fiesta. Pagaremos la factura, no tendremos mas remedio, perderemos poder adquisitivo en el camino, también perderemos derechos y servicios, será asi inevitablemente. Algunos perderan lo que creen poseer y tan solo lo deben, se verán abocados a una vida al margen del sistema, difícil, desagradable, practicamente irreversible.
Dejaremos que sigan diciéndonos que somos “clase media”?,o  tomaremos por fin conciencia y nos consideraremos a nosotros mismos “clase obrera” y resucitaremos la solidaridad propia de esta clase? Si no es asi, seremos otro tipo de clase, seremos irremisiblemente lo que ya somos; “esclavos económicos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada